Psicólogo infantil y estrategias parentales

La Psicología infantil es aquella rama de la Psicología que estudia el comportamiento del niño, desde los 0 hasta los 18 años aproximadamente.  El psicólogo infantil es el profesional especialista en el desarrollo global del niño, es decir, aquel profesional que sabe abordar problemas del desarrollo físico, intelectual, perceptivo, motor, cognitivo, afectivo y social.

La Psicología infantil atiende a los niños de un modo sistémico, es decir, entiende la familia como un sistema que cabe ayudar en su totalidad. Esto quiere decir que el psicólogo infantil se dirige al sistema familiar a través de dos tipos de intervención. Por un lado, la intervención individual del niño, y por otro lado, la atención en orientación y pautas educativas a los padres, como punto primordial del tratamiento. El psicólogo infantil entiende que el único modo de ayudar a un niño es hacerlo a través de la necesidad de que los padres aprendan herramientas prácticas para poner solución al problema por el cual acuden al servicio de Psicología infantil. Por lo tanto, el psicólogo infantil trata de dotar a los padres de orientaciones claras y concisas sobre la educación parental.

En el servicio de Psicología infantil, el psicólogo infantil pretende ayudar a los padres a adoptar un modelo de soporte conductual positivo hacia sus hijos, de manera que a través del refuerzo positivo y el uso de límites se consiga un buen clima familiar, en el cual los padres actúen como modelo de los hijos.

¿Cuándo es necesario acudir a un psicólogo infantil?

Cuando observas que tu hijo no se adapta a alguno de los contextos que le rodean, como es el familiar, escolar o social, es momento de acudir a un psicólogo infantil.

Usualmente los primeros signos de alertan de la necesidad de acudir a un servicio de Psicología infantil suelen ser problemas conductuales como son las rabietas, conductas desafiantes o de negación ante padres o profesores, conductas impulsivas y dificultad para frenar su conducta y lloros incontrolables. Del mismo modo, otros signos de alerta muy comunes son las conductas de timidez, miedo a estar solo, problemas para dormir o necesidad de dormir con los padres, aparición de miedos, y estados de preocupación constante.

Beneficios de la Psicología infantil

La Psicología infantil aporta importantes beneficios, tanto como prevención de alteraciones, como de intervención ante problemas ya establecidos en el clima familiar. La figura del psicólogo infantil es la de ayudar al niño a desarrollar un mayor nivel de razonamiento y reflexividad, un mayor control de sus emociones y un buen control de su comportamiento. En paralelo, el psicólogo infantil ayuda a los padres a beneficiarse de nuevos patrones educativos que les proporcionen seguridad ante las reacciones emocionales o comportamentales del hijo.

Comentarios

Añadir un comentario

mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • chat
    Añadir un comentario
    keyboard_arrow_up